viernes, 1 de julio de 2011

Iglesia de los Dominicos, Pamplona

Una foto para un día: curiosa talla en el órgano de la Iglesia de los Dominicos, Pamplona

El Convento de Santiago, de los Padres Dominicos, fue fundado antes de 1242, ya que en ese año celebró en él el capítulo provincial. Al fundarse la Provincia de Aragón en 1301, éste y los demás conventos de Navarra fueron asignados a la nueva Provincia.

El primitivo convento se hallaba situado en parte de lo que es ahora plaza del Castillo y Diputación Foral y alrededores. Para mejor defensa de la ciudad contra los franceses fue expropiado y los religiosos malamente recompensados con el convento e iglesia construidos de 1515 en adelante, inaugurándose la iglesia en 1534. En 1568 por disposición del Papa San Pío V volvieron todos los conventos de Navarra a la Provincia de España.

Fue una muy importante casa de estudios y por ello, por legados testamentarios, pudo fundarse en ellos una Universidad especializada en filosofía, teología dogmática y teología moral, inaugurada en 1630. Por la reorganización universitaria de Carlos III en 1770 quedó privada la facultad de dar grados. Al venir Fernando VII del destierro de Valençey se hicieron gestiones para restaurarla, pero no fue posible en tan calamitosos tiempos.

Las leyes de la exclaustración no se aplicaron en Pamplona antes 1837 por miedo de los políticos inmiscuidos en la primera guerra carlista. Tanto el convento como el templo quedaron en poder del Estado, que dio la iglesia al obispado de Pamplona en 1877.

Después de pesadas gestiones la consiguió la Orden en 1914. Como el antiguo convento siguió en manos del Estado, se aprovecharon el espacio que había sobre la entrada de la iglesia para construirlo. Posteriormente ha sido reestructurado.

Los edificios del antiguo convento y Universidad, destinados más de un siglo a Hospital Militar, fueron devueltos a la Orden por resolución del Tribunal Supremo. Fueron vendidos al municipio por una cantidad más bien simbólica, al no poderlos reparar la Orden debidamente.

No hay comentarios: